Historia

La Comunidad de Regantes del Canal de Riego del Río Turia, comienza su andadura a finales del año 1822 cuando propietarios de tierras situadas en el termino municipal de Alfafar, vecinos del termino y de las poblaciones de Sedaví, Lugar Nuevo de la Corona y Benetusser, presentan un proyecto para construir un canal. El objetivo era recoger las aguas sobrantes del río Turia y de las escorrentías de las acequias del margen derecho del río, y conducirlas hasta sus arrozales.El proyecto comienza a desarrollarse justo en el lugar donde hoy encontramos el puente del azud de L’Or, (de ahí su nombre). Allí se construyó el azud que recogería sus aguas. Se expropiaron terrenos, se indemnizaron a los agricultores por sus cosechas, al tiempo que se excavaba la acequia. Todo ello quedó reflejado en las actas de los archivos de la comunidad.

“Desde el 27 de julio próximo pasado hasta la fecha se ha practicado lo siguiente.

Se abrió el boquete en el sitio llamado la Barqueta y en el Paredón del Río en donde se ha de poner el Torno y ahora provisionalmente para contener abenidas se han puesto tablones habiendo formado para ello la correspondiente obra de manpostería y sillería.

Se formó la presa o Malecón para introducir las aguas.

Y últimamente en el Punto del Camino del Portalet, desde este hacia Valencia hay abierta Sanja de 500 pasos de longitud ensanchándola hasta diez y siete palmos de ancho.»

Valencia, 19 de septiembre 1822. Vicente Blanc. Manuel Tamarit. Vte. Quilis

El 23 julio del año 1829 a las once y media de la mañana, una vez terminada de excavar la acequia madre se abre paso al agua procedente del río Turia. (mas tarde llamada comúnmente como del oro). Se pueden empezar a regar los arrozales con las aguas procedentes del río Turia.

El 22 de julio de 1958 y tras la desastrosa riada del 14 de octubre del año 1957, el Gobierno aprobó la denominada “Solución Sur”, mediante la cual se desviaba el cauce del río Turia a su paso por Valencia con un nuevo cauce de 12,6 kilómetros de longitud y 200 metros de anchura desde Quart de Poblet hasta Pinedo y con una capacidad de 5000 metros cúbicos por segundo. Con ello, nuestro azud junto al de Favara, Rascanya y Rovella, quedaban inutilizados y necesitábamos unos nuevos, y se opto por construir un azud único, el “Azud del Repartiment” (La Casola) con cuatro presas, una para cada uno. A partir de ahí el viejo azud quedo anulado y hoy inmerso en la ciudad de las ciencias, entre el Museo y el Oceanografic, sobre el se ha construido el puente del Azud de L’Or.

Una fecha inolvidable e histórica en la vida de la comunidad, fue el 18 de enero de 1974, donde se nos inscribe un aprovechamiento de aguas del río Turia en el término municipal de Valencia. Obteníamos una dotación fija, oficialmente reconocida, y olvidar para siempre el término aguas sobrantes, aunque muchos se empeñaron posteriormente en no reconocerlo y nuestros arrozales continuaban pasando sed, ya que los caudales que nos llegaban seguían siendo escasos.

En el 1977, se inician las obras para construir la EDAR de Pinedo. Las instalaciones iban a ocupar en parte terrenos propiedad de la comunidad. Ésta solicitó el aprovechamiento de estas aguas para el riego de sus arrozales. El viernes 19 de abril de 1985 se inserta en el Boletín oficial de la provincia de Valencia, el anuncio del Ministerio de Obras Publicas y Urbanismo-Comisaría de Aguas del Júcar, que nos autorizaba para un aprovechamiento de la EDAR. A partir de ese momento quedamos libres de sequías y con un volumen de agua continuo para el riego.
La Comunidad viene regando con las aguas procedentes de esta planta. Cuando en el año 2005 la planta implementa el terciario mejoramos la calidad de las aguas.

Pioneros en el cultivo en común

En el año 2000 la Comunidad de Regantes del Canal de Riego del Río Turia, consciente de la estructura minifundista de su territorio regable, de los malos resultados económicos en el campo y la avanzada edad de sus socios, se convierte en pionera al fomentar y constituir el primer cultivo en común en arrozal.
Ese mismo año, empezamos a sufrir las consecuencias de un terrible hongo en nuestros arrozales, denominado Pyricularia Oryzae. Estudiamos las posibilidades de control y viabilidad económica, y tras consultarlo con nuestros comuneros, optamos por iniciar tratamientos colectivos aéreos por medio de helicóptero. La experiencia fue muy satisfactoria, volvimos a ser pioneros en este tema, y hoy en día no solo continuamos con los tratamientos si no que nos han emulado.

Somos la segunda Comunidad de regantes en superficie regable dentro de la Vega de Valencia, por detrás de la Real Acequia de Moncada; los únicos en regar totalmente con aguas regeneradas, dejando nuestra dotación de agua del río en los pantanos como reserva ante posibles sequías.

Modernización

Desde el año 2005 venimos modernizando nuestras instalaciones. Cambiamos los viejos motores y sus bombas por nuevos equipos con mayor eficiencia y capacidad. En caso de emergencia por fuertes lluvias, podemos bombear hasta 790.000 litros minuto. Continuamos con la maquinaria de mantenimiento de acequias y hemos terminado en el año 2009 con una nueva sede social, con mayor capacidad y oferta de servicios al comunero.